Domingo, 24 de Septiembre del 2017



Registro Nacional de Constructores

Decreto 1254/90

Centralízase, en la citada sede, el registro y control para la contratación de obras, disponiéndose la disolución de todo registro, oficina, repartición u organismo que actualmente realice funciones similares. Modifícase el Reglamento aprobado por el Decreto Nº 756/81.

Bs. As., 5/7/90

VISTO la Ley Nº 23.696, y el Decreto Nº 756 de fecha 27 de marzo de 1981, y

CONSIDERANDO:

Que el REGISTRO NACIONAL DE CONSTRUCTORES DE OBRAS PUBLICAS se encuentra organizado para la Administración Nacional.

Que, pese a ello, diversos organismos, Empresas del Estado, Sociedades del Estado y otras formas societarias de propiedad total o mayoritaria del Estado nacional, requieren en sus procedimientos de contratación la inscripción de las empresas constructoras en registros especiales.

Que esta situación origina para los contratistas una multiplicidad de requerimientos superpuestos, innumerables gestiones, duplicaciones y legalizaciones, aunque se pretende una misma finalidad.

Que, por otra parte, se ha generado en la actividad pública un cúmulo de sistemas de control que funcionan independientemente, multiplicando los costos, sin coordinación ni comunicación entre sí y que, por ser aislados, conspiran contra la eficiencia del Estado ocasionándole mayores gastos.

Que, en efecto, por un lado se mantienen repetidas estructuras burocráticas dedicadas a un mismo fin y, por el otro, las repetidas diligencias que los constructores deben efectuar, invariablemente se ven reflejadas en los precios que ofertan.

Que, asimismo, en los Pliegos Generales y Particulares para cada contratación se repiten los requerimientos de documentación e informes obrantes en registros de las comitentes o en el Registro Nacional de Constructores de Obras Públicas, cuando también se exige la presentación de las certificaciones expedidas por éstos.

Que esta situación ha sido analizada y criticada públicamente en reiteradas oportunidades, en Congresos, Jornadas, Seminarios y disertaciones de especialistas y empresarios del sector habiendo merecido también idéntico tratamiento al aquí establecido en el proyecto de Ley de Obras Públicas, remitido al Honorable Congreso de 1a Nación.

Que por los motivos expuestos y por razones de racionalización y reducción del gasto público resulta conveniente centralizar el registro y control en una única sede: el REGISTRO NACIONAL DE CONSTRUCTORES DE OBRAS PUBLICAS.

Que, consecuentemente corresponde disponer la disolución de todo registro, oficina, repartición u organismo que actualmente que actualmente realice funciones similares.

Que además, debe disponerse el traspaso de la información y documentación obrante en los registros que se disuelven, así como también modificarse las estructuras orgánicas y adecuarse las plantas de personal de las reparticiones, entes o empresas como consecuencia de la medida que se adopta.

Que los servicios permanentes de asesoramiento jurídico han tomado la intervención que les compete.

Que el PODER EJECUTIVO NACIONAL se encuentra facultado para tomar esta medida, por el artículo 61 de la Ley 23.696.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA DECRETA:

Artículo 1º- Déjanse sin efecto las normas, reglamentarias o internas, por las que se crean Registros de Constructores de Obras Públicas, o se requieren inscripciones especiales a efectos similares, en las empresas entes o sociedades en las que el Estado Nacional tenga participación total o mayoritaria de capital, o en la formación de las decisiones, cualquiera fuese su naturaleza o tipo jurídico.

Artículo 2º - La única inscripción de contratistas exigible para la contratación de obras tanto por sistemas de derecho público como de derecho privado, será la que se realiza ante el REGISTRO NACIONAL DE CONSTRUCTORES DE OBRAS PUBLICAS. dependiente del MINISTERIO DE OBRAS Y SERVICIOS PUBLICOS.

Articulo 3º - Los pliegos Para 1a construcción de obras públicas o para locaciones de obra, emanados de los entes enunciados en el artículo 1º, ya sean de condiciones generales o particulares, no deberán contener exigencias tendientes a verificar extremos ya acreditados ante el Registro. Si las contuvieren, tales exigencias serán consideradas nulas.

La desestimación, inadmisión o rechazo de una oferta de un particular, por no haber acompañado documentos que ya se encuentren presentados ante el REGISTRO NACIONAL DE CONSTRUCTORES DE OBRAS PÚBLICAS, serán considerado falta grave.

Art.4º- Los entes empresas, sociedades u organismos en los que el Estado nacional tenga participación total o mayoritaria de capital, o en la formación de sus decisiones, que cuenten con registros de contratistas para obras públicas o locación de obra, deberán:

a) Remitir al REGISTRO NACIONAL DE CONTRUCCIONES DE OBRAS PUBLICAS la documentación original de los contratistas de obra pública o de locatarios de obra, que obre en sus registros, dentro de los TREINTA (30) días contados a partir de la fecha de publicación del presente decreto.

b) Disolver la unidad, repartición, oficina u organismo de control y registro, disponiendo la reubicación del personal y la distribución de los bienes, conforme a las normas vigente, dentro de los CIENTO OCHENTA (180) días contados a partir de la fecha de publicación del presente decreto.

Transcurrido ese lapso, en los entes, empresas y sociedades mencionados en el presente artículo, queda prohibida la subsistencia, y constitución en el futuro, de sistemas propios de registro y control como los que por este decreto se suprimen.

Art. 5º - El Registro Nacional de Constructores de Obras Públicas procederá a:

a) Incorporar a los legajos preexistentes, la documentación remitida en virtud del inciso a) del artículo precedente.

b) Intimar a los inscriptos a que retiren la documentación cuya conservación no sea necesaria a los fines del mismo, pudiendo proceder a su destrucción vencidos los plazos que al efecto establezca.

c) Abrir legajo de los contratistas no inscriptos previamente ante el Registro.

Art. 6º - Sustitúyese el articulo 1º del Reglamento del Registro Nacional de Constructores de Obras Públicas, aprobado por Decreto Nº 756/81, por el siguiente:

"Artículo 1º - Deberán inscribirse en el Registro las empresas constructoras que deseen desarrollar cualesquiera de las actividades mencionadas en el artículo 1º de la Ley Nº 13.064 y contratar obras o trabajos con el Estado Nacional."

"Igual recaudo se exigirá a las que sean oferentes o contraten obras o trabajos con lo entes descentralizados, empresas o sociedades en las que el Estado Nacional tenga participación total o mayoritaria de capital, o en la formación de las decisiones societarias, cualquiera fuese su naturaleza o tipo jurídico".

"Será requisito previo indispensable en todos los casos, estar inscripto en el Registo Público de Comercio que corresponda."

"El Estado Nacional y los entes mencionados en el primer párrafo, deberán contratar las obras que ejecute, únicamente con las empresas inscriptas, con las excepciones que establecen los artículos 27,28 y 30 de este Reglamento

Art.7º - El presente decreto entrará en vigencia a apartir de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial

Art.8 - Dése cuenta a la Honorable Comisión Bicameral creada por el artículo 14 de la Ley Nº 23.696.

Art. 9º - Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese- MENEM.- José R Dromi. - Antonio E. González